Venceré...

Venceré...
foto de Gema Laura Díaz

domingo, 18 de septiembre de 2016

Me has dado más de lo que me has quitado...

Hace tiempo que no escribo sobre ti,
sobre todas y cada una de las batallas que te he ganado.
 Temía hacerlo y que estuvieras esperando detrás de las barricadas
para atacarme por sorpresa, confiada y desprevenida.
Hoy me atrevo a hacerlo porque has pasado a ser historia,
te has reducido a una simple pastilla que me tomo cada mañana.
En este tiempo te has llevado muchas cosas. 
Lo primero, el brillo de mis ojos, mucho antes de que te encontraran.
 
Después, cuando apareciste, mi visión de futuro, todo era hoy.
 
Te llevaste mis rizos y el juego entre los dedos de mi pequeño.
 
Te llevaste mi extrema delgadez, mi vitalidad, mi descanso.
 
Me quitaste una parte de mí que un día fue alimento para mis hijos,
me marcaste cruelmente haciéndome saber de lo que eras capaz. 
Aún así, nunca lograste llevarte mis ganas de seguir mirando hacia delante,
de vivir ese hoy como el mejor de los días,
ahora mis ojos brillan más que nunca.
 
Cambié esos juegos por cosquillas en mi cuero cabelludo,
hoy repleto de nuevo de rizos y dedos.
 
Encontré mi nuevo cuerpo y lo acepté, ya no me lleva el viento.
 
Aunque débil, mi fuerza siguió intacta
y aproveché el tiempo de insomnio para reír más.
 
Esa parte de mi cuerpo que te llevaste también ha vuelto
y ahora tengo marcas que me recuerdan que te he vencido.
 
Gracias por ayudarme a enseñarles a mis hijos el significado de ser valiente,
que no importa tener miedo si no dejas de enfrentarlo.
 
Gracias por enseñarme esa parte de mí que sin ti no habría descubierto.
 
Y es que siento decirte que me has dado más de lo que me has quitado…
Hasta nunca….
 
 

miércoles, 27 de agosto de 2014

A partir de hoy....


Hoy comienza a salir el sol. A partir de hoy las penas serán menos penas y las alegrías serán ALEGRÍAS... A partir de hoy serán pocas las cosas que me borren la sonrisa, aprenderé a seleccionar, a dar a cada cosa su lugar, su importancia justa... a partir de hoy valoraré mi VIDA como nunca, hoy miraré mis heridas con otros ojos... Valió la pena ... Adiós maldito cáncer,  expulsado de mi cuerpo estás ... Ahora me asegurare de hacer lo necesario para no volver a sentirte jamás... Y si a pesar de todo algún día vuelves a asomarte, te recibiré con el mismo corage que hoy te digo ADIOS...

domingo, 17 de agosto de 2014

Nunca sabes lo fuerte que eres....

"La vida me dijo, serás feliz pero primero te haré fuerte"... esa es una de las muchas frases que he leído en los últimos meses y que más que consolarme o hacerme sentir afortunada por esa decisión de la vida, me hace preguntarme, y perdón por la expresión: PERO QUIÉN COÑO LE HA DICHO A LA VIDA QUE YO QUIERO SER FUERTE???? Además digo yo, que cuándo considerará que ya soy lo suficientemente fuerte como para dejar de mandarme pruebas, que parece que me ha cogido cariño, o mucho odio, no se que pensar....
"Las dificultades preparan a personas comunes para destinos extraordinarios"... Otra más que suena muy bonita y muy profunda, pero es que yo me conformo con ir a la vuelta de la esquina, que como persona común y corriente que soy no necesito grandes destinos extraordinarios...
Creo cada vez más en el destino, en que todo de una manera u otra pasa por algo, hasta lo más difícil, lo más duro, hasta la mayor de las injusticias. El motivo por el cual pasa es convertirnos en quienes somos. No depende de ser fuerte, no depende de ser más capaz, ni tampoco de que seas una persona extraordinaria. Son los momentos y las circunstancias l@s que te hacen sacar de ti una parte o no. Cuando la vida te da la oportunidad de mostrar tu fuerza, tu capacidad, tu constancia, tu entereza, tu instinto de supervivencia, es cuando te das cuenta de lo que eres, de quien eres. No me considero afortunada de haber podido sacar todo esto de mí, más bien siento, al menos hoy, que la vida no para de hacerme una putada tras otra.
Cuando me diagnosticaron cáncer de Mama, sabia que no sería fácil, ya lo he contado en otras entradas. El otro día recordaba con mi amigo Juan las palabras que le dije aquel día. "Juan ya sabes que para no variar esto no va a ser fácil, me va a tocar pelear y bien". Aunque no se lo dije pude ver mientras lo recordábamos como se le llenaban los ojos de lágrimas, porque así ha sido.
Durante todo este tiempo todo parecía ir bien. Los mismos médicos se asombraban de la respuesta tan buena que estaba teniendo a la quimio, a pesar de que los últimos ciclos me sentaron fatal y me los tuvieron que reducir para que los tolerara algo mejor.
Caín y Abel, que así les bauticé en su día, parecían disminuir, tanto que se habían quedado inapreciables. La operación iba a ser sencillísima y seria el principio del final del túnel.
Llegó el día de la operación y nos confirman que todo muy bien, que "aparentemente" se ha quedado todo muy limpio.
Hace unos días fui a consulta a quitarme los puntos, nada más, pero no fue así. Los resultados de Anatomía Patológica decían que no habían quitado todo, que había bordes afectados, además de múltiples nódulos que no podían quedarse ahí.
Conclusión: El efecto de la quimio no había sido tan bueno a nivel local como parecía, los tumores no habían reducido si no que se han camuflado, por decirlo de algún modo. Lo que parecía tejido sano es en realidad tumor, además de estar extendido por el resto de la mama.
Por supuesto si no me hubiera puesto la quimio no estaría hoy escribiendo esta entrada, por lo que por supuesto que ha hecho su efecto pero a nivel sistémico únicamente.
A nivel local como imaginaréis no hay otro tratamiento, si puede llamarse así, que la cirugía.
Mañana me ingresan para hacerme una mastectomía y es difícil explicar cómo me siento. Tengo claro que mi prioridad ante todo es vivir, vencer a esta enfermedad, aunque tenga que hacer lo que sea necesario y lo de después. No me duele tanto el hecho de someterme a una operación de este tipo como la sensación de decepción, de haber vivido este tiempo en una falsa alegría. Es difícil de expresar lo que quiero decir.
Aún así intento pensar en todo lo bueno, en mi familia, mis amigos, en mis preciosos hijos, en mí, que lo que tengo claro es que soy mucho más que una teta.
Mañana seguramente en ese quirófano se quede mucho más que un tejido para analizar, y de él inevitablemente saldrá una nueva Menchu, que se llevará mucho más de lo que deja...
Una frase que sí me parece real como la vida misma "Nunca sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es tu única opción"
Volveré con noticias, espero que buenas.

martes, 3 de junio de 2014

Jarro de agua fria... me visto de verde...

Este viernes pasado esperaba que fuera el último ciclo de quimio que me dieran, pero no será así, tienen que ponerme dos más. Estas cosas son difíciles de tomárselas con filosofía, aunque hay que ser conscientes de que puede pasar. Lo positivo, que no es porque las cosas no vayan bien, simplemente es lo más aconsejable, pero no puedo negar que me no me hizo ni pizca de gracia. 

Me cuesta y mucho, no sólo ahora, desde siempre, mostrar mis debilidades, darme esa tregua que es necesaria, que tengo que aprender a darme, porque no siempre tengo las fuerzas suficientes para "vestirme de verde", y eso también  lo tengo que aceptar. 

No me ha costado entender que tengo una enfermedad que tengo que afrontar sí o sí, que me tengo que poner un tratamiento, que ese tratamiento tiene unos efectos secundarios visibles, pero me cuesta mucho concederme tener esos efectos secundarios que no son tan visibles, o que se pueden disimular sobre todo de cara a los demás, y si pienso en mis hijos, mis esfuerzos, tengo que reconocer que son inhumanos y después me pasan factura.
Saber que esta semana está siendo y va a ser difícil, que posiblemente me pase de la cama al sofá y del sofá a la cama, que tengo molestias gástricas, salpullido, .... me pone en un estado de "me voy a levantar a ver si me espabilo" y no es posible. Mi mente dice SÍ, pero mi cuerpo dice NO y tengo que aprender a no tener esa guerra interna porque no me hace bien.

Estoy aprendiendo que adaptarme a la situación no es  una señal de que no ser fuerte o estar dejándome caer, porque creo que es precisamente lo contrario, es ser realista y pasar cada momento como toca. No ser capaz de reconocerme esa necesidad de parar y ocuparme de mí, me hace darme cuenta que no es fuerza lo que me sobra. Cuando pueda estar en mi sofá o en mi cama DESCANSANDO, sin que eso me provoque un absurdo sentimiento de culpa, habré vencido una barrera enorme que necesito vencer.

Seguiré mostrando mi lado positivo, en esto, como en todo en mi vida, seguiré pintándome la raya del ojo mientras pueda y vistiéndome de todos los colores que me plazca, pero debo aprender a mirarme en esos momentos sin raya en el ojo y con pijama... y no sentirme mal ni vencida.

Quiero poder decir "me siento mal, estoy fastidiada" sin tener que pensar, ni que nadie piense, que por eso  me estoy viniendo abajo, porque no es así, simplemente esto no es un paseo en barca... es un paseo en un tanque que viene dando cañonazos... eso sí cada batalla y por supuesto la guerra la pienso ganar yo. 






lunes, 19 de mayo de 2014

La esencia de la vida...

Es fácil encontrar un motivo por el que luchar, por el que continuar, para mí lo es, porque se me amontonan, en forma de personas y momentos...


La última semana no ha sido fácil. Me pusieron el primer ciclo-bomba de quimio, completo, color naranjita que tiernamente me recordaba a ese Tang de naranja fresquito. 
Por primera vez mi mente no ha superado a mi cuerpo, que dijo "aquí quietita te quedas" y no había posibilidad de otra cosa. He pasado ese momento, que aunque sabiéndolo pasajero, no ha dejado de ser duro.... Delegar mis quehaceres de madre ... y reconocer mis límites. Reconocer en mí el abatimiento, el egoísmo puro y duro, por primera vez en toda mi vida, YO POR DELANTE DE TODO LO DEMÁS, y no sentirme culpable. Sólo han sido unos días, eternos, pero intensos en aprendizajes y descanso. 

Entre tanto, algo se tramaba. El fin de semana iba a ser especial. 
Se celebraban unos TEAlleres, de Autismo Diario. Esperándolos como agua de mayo, jejejeje, para reencontrarme con mis amigas amores, para esas risas con lágrimas, esos abrazos inmensos.... pero no iba a poder ser, no estaba bien. 
En esos momentos nada mejor que  las sorpresas, las visitas, los besos, los abrazos, los "que guapa estas", esto último lo agradezco en estos momentos mucho, gracias...jejejeje... La montaña no fue a Mahoma, las Mahomas vinieron a la montaña....
Amigas Amores

Si algo tiene adherido una enfermedad como esta, es su gran efecto abre-ojos. Te das realmente cuenta de quien sí, y quien no. De quien esta y quien es. A mí los ojos se me abren como platos, porque no abarcan a ver todo el cariño, toda la fuerza y la inmensa suerte que tengo...

Los talleres comienzan y recibo una foto. Daniel Comín, con algo en la mano hablando con Anabel.... Esto es el tesoro....

Mil gracias a tod@s los que habeis firmado en él. Lo guardaré como oro en paño. Me llenaré de vuestras energias positivas cuando las fuerzas me vuelvan a flaquear. 

Por la tarde, iba a salir a la calle para que me diera un poco el aire en esa cara de Heidi que se me pone por costumbre, debido al tratamiento, pero recibo una llamada... no daba crédito, aún hoy estoy flotando... Esther, esto no se como te lo voy a pagar,... 


El domingo más visitas de mis amigas amores. Abrazos, besos, fuerza, .... 
Amigas Amores
La Vida, da momentos duros, difíciles, complicados, pero cuando en ella hay verdadera esencia, de esa que nada la borra, ni  atenúa siquiera, de la que siempre he tenido, aunque a veces lo haya olvidado, merece la pena... y me miro al espejo, y a pesar de los cambios visibles, sigo siendo la misma. Sigo disfrutando de cada detalle, sigo riendo a carcajadas, sigo mirando hacia delante... alimentándome de cada una de las muestras de cariño que recibo a diario, de todas y cada una de las grandísimas personas que me rodean.

No soy valiente, no soy fuerte, simplemente soy invencible, porque os tengo a tod@s vosotr@s....

Mis queridas amigas amores, gracias por este fin de semana intenso, gracias por vuestras lágrimas de emoción al verme bailar, gracias por hacerme sentir simplemete ... ÚNICA.. 

Os quiero.... 

A POR EL PRÓXIMO BAILE...

lunes, 7 de abril de 2014

VIVIR BAILANDO...

Hoy no ha sido un buen día, bueno realmente llevo unos cuantos días que no están siendo buenos, y no precisamente por nada relativo a mi enfermedad, paradojicamente aunque es lo que más me debería preocupar, ocupar y en definitiva ser la prioridad, es en lo que menos reparo, y sinceramente no se si eso será mejor de lo que creo o más bien una imprudencia por mi parte, pero mi vida está llena de situaciones inesperadas, a veces, como estos días de atrás, injustas, llenas de malestar gratuito...  por suerte son las menos.

Podría coger la opción de sentarme a llorar, meterme en la cama, o tumbarme en el sofá, pero no, ganas no me faltan pero no... eso no va conmigo, eso no es lo que merecen los que me quieren, los primeros, mis dos preciosos soles. Prefiero mil veces antes poner la música, subir el volumen y BAILAR.... VIVIR BAILANDO... porque no puedo evitar situaciones desagradables, que hacen daño, pero sí puedo llenarme de momentos únicos, irrepetibles, que me hacen darme cuenta de que soy tremendamente FELIZ....
video

lunes, 24 de febrero de 2014

Dando pasos...

Nunca he sido persona de quedarse parada ni quieta ante las situaciones, realmente no he sido persona de quedarme quieta en ningún sentido, eso de "eres un rabo de lagartija" es casi como mi segundo nombre desde bien pequeña, eso sí mis movimientos nunca han tenido daños colaterales, los daños también me los quedo para mí.

Como dijo aquel "caminante no hay camino, se hace camino al andar" y en eso sigo. Bien es cierto que en un mismo camino no todos los pasos son iguales, no siempre pisas en blando, no siempre tus pies están preparados para pisar fuerte... lo importante ante todo es seguir, adaptando las pisadas y el ritmo a cada momento... 

Hace unos días otro gran paso en este camino, mi cambio de look. Esto no es algo simplemente físico, al menos para mí. Realmente lo que menos me importa es ese aspecto, creo que el rasero de medir deja esto en un lugar bastante bajo, de momento claro, que nadie piense que voy a dejar de ser coqueta de por vida, jejejeje...

He tenido la suerte, otra más, de poder ir a Ángela Navarro, gracias a un@s cuant@s duendecill@s que no me dejan de mimar. Me han tratado de maravilla,  se nota que tienen una sensibilidad especial, y no hace falta que expliques nada porque ya saben de antemano lo que sientes y necesitas, eso lo hace más fácil, sinceramente en un momento así necesitas sentirte atendida, y así me he sentido por completo. 

Si además tienes a amig@s amores mandando mensajes, llenándome de ánimo, esperando con sus hombros para que me apoye y con sus brazos para abrazarme fuerte si lo necesito, pues es para sentirme afortunada. 

Como no podía ser de otra manera, a mi lado, o más bien detrás de mí, aguantando el tipo, mi hermana Lola y mi querida amigarmana Marimamen, que se que tenían el estómago encogido esperando mi reacción.

La verdad es que ni yo sabía como reaccionaria, iba tranquila, pero en el momento de entrar en la habitación y escuchar ese sonidito de la maquinilla, que digo yo que porqué no harán alguna silenciosa, mi sensación fue "de aquí no te escapas", a respirar hondo y a pasarlo lo mejor posible, es sólo pelo....

Y sí es sólo pelo, pero hay mucho más detrás de eso... ese paso significa ponerme delante del espejo y encontrarme con la realidad que estoy viviendo, ser capaz de decirle a este Cáncer, que quizá sean muchos los cambios físicos que provoque en mí, pero no conseguirá cambiar mi ser ni mi estar. No le permitiré llevarse mi alegría y el brillo de mis ojos, no le concederé el honor de verle a él antes que a mi misma...  

No sería justo para mí ni para los que me quereis, en especial mis preciosos hijos, que cada día me hacen saber lo importante que soy...


Mil gracias... os quiero...